s7tt.info

Descargar fotos de michael jordan

Закрыть ... [X]

El Claustro, Museo e Iglesia
De San Pedro Claver (1580-1654)
Cartagena, Colombia

Bienvenido a un lugar tranquilo, que invita a la reflexiуn. Йl forma parte de nuestra historia. Es un lugar sagrado, donde usted se sentirб en casa, independientemente de sus creencias religiosas, o del color de su piel. Aquн hay muchos sitios donde usted puede descansar y pensar cуmodamente; y donde se sentirб rodeado de un pasado lejano.
  Click en Fotos para Ampliar

Esta paz se percibe en el Claustro, en donde бrboles enormes protegen del sol el pozo donde el Santo Padre Pedro Claver bautizaba a las decenas de miles de esclavos negros.

 


En el amplio y tranquilo espacio del Museo donde pueden apreciarse valiosas obras de arte, pinturas y esculturas muchas de las cuales recuerdan la vida del Santo.


La Iglesia, majestuosa y llena de silencio, conduce al visitante hasta el altar mayor, en donde reposan las reliquias de san Pedro Claver cubiertas con preciosa vestidura

Para aquellos visitantes que conocen la vida y obra de este santo, el lugar es centro histуrico de peregrinaciуn. A йl llegan muchos, tanto de Colombia como de otros paнses.

Para los descendientes de los hombres y mujeres que en siglos pasados fueron traнdos del Бfrica, es lugar de encuentro de sus raнces y el recuerdo de un hombre que los protegiу y defendiу de muchas injusticias.

Y para quienes no le conocen ni estбn familiarizados con los hechos de este santo, puede ser tambiйn ocasiуn de conocer su vida y su obra. Quiso йl llamarse a sн mismo "esclavo a los esclavos ". Fue el defensor de los derechos humanos, el iniciador de una campaсa que durу siglos, hasta lograr la libertad de los esclavos.

Guнa para este recorrido del Santuario es el padre
Tulio Aristizбbal. Йl ofrece esta breve introducciуn:

Bienvenidos a la casa de San Pedro Claver.
Es un placer para mн compartir con usted un corto recorrido por el claustro y la iglesia de San Pedro Claver. Durante casi cuarenta aсos este sacerdote jesuita trabajу en Cartagena de Indias, ocupado en la defensa y protecciуn de los pobres esclavos que llegaban traнdos del Бfrica a Amйrica, destinados al cultivo de los campos y la explotaciуn de las minas.

La casa donde йl viviу y muriу es hoy un lugar que invita al silencio y a la reflexiуn. Allн el visitante encuentra una colecciуn de cerбmica precolombina y un rico museo de objetos de arte religioso, con numerosos cuadros y esculturas de artistas espaсoles y americanos, de los siglos XVII y XVIII. Tiene tambiйn ocasiуn de admirar el bello templo barroco, edificado por arquitectos alemanes y holandeses, donde se conservan las reliquias del santo en una urna de cristal.

Y si lo desea, podrб asн mismo dedicar un rato al estudio e investigaciуn de algunos temas puntuales, referentes a la йpoca colonial de Amйrica y a la vida de San Pedro Claver, con la ayuda de personas que allн pueden orientarlo en estas materias.

Estarнamos muy contentos de recibir sus comentarios y sugerencias.
Puede enviarlos por correo electrуnico. Allн los recibirб el padre Tulio Aristizбbal


San Pedro Claver,
Pionero de los Derechos Humanos

Hay muchos dibujos y pinturas de Pedro Claver. Sin embargo, de acuerdo con la tradiciуn secular, йste es el mбs fiel retrato del santo. Fue pintado en el siglo XVIII y se conservaba en el Noviciado de los jesuitas en la ciudad de Tunja.

Las fechas Importantes en la Vida de Pedro Claver

Naciу en Verdъ, Espaсa el 26 de junio de 1580
Entrу a la Compaснa de Jesъs el 7 de agosto de 1602
Partiу para Amйrica desde Espaсa el 15 de abril de 1610
Ordenado sacerdote el 19 de marzo de 1616 en Cartagena
El 3 de abril de 1622 se consagra a Dios por los votos solemnes.
       Los firma como "Esclavo de los Esclavos para siempre"
Muere en Cartagena el 8 de septiembre de 1654
Sus virtudes fueron declaradas heroicas el 24 de septiembre de 1747 y
       ese dнa se introdujo su causa de canonizaciуn
El 20 julio de 1850 fue declarado beato
El 15 enero de 1888 fue declarado santo por el Papa Leуn XIII
Declarado patrono de las misiones entre los negros el 7 de julio de 1896
Declarado defensor de los derechos humanos en 1985

El Mercado de Esclavos

Se calcula que entre los siglos XVI y XIX fueron traнdos del Бfrica a Amйrica entre doce a catorce millones de esclavos. Eran perseguidos como animales en su patria, atados con cadenas y transportados en las calas oscuras, hъmedas y apestosas de los barcos hasta el Nuevo Mundo.

Las condiciones en que se encontraban a bordo eran horrorosas y superan cualquier descripciуn. Muchos enfermaban y morнan. Se calcula que un tercio "de la carga" se perdнa por esta causa. Ellos pensaban que los traнan para matarlos, y que su sangre servнa para pintar las banderas de los barcos. La realidad era otra, pero no menos cruel: llegaban para ser vendidos en el que se llamу "mercado de йbano" y repartirlos por toda la Amйrica. Un mercado de carne humana.

Algunos, muy pocos, se compadecнan de estas pobres gentes. Asomaba entonces una pequeсa luz de esperanza que les tendнa la mano para aligerarles el dolor y animarlos un poco. Uno de ellos, el principal, fue el padre Pedro Claver, quien les mostraba un inmenso amor y les recordaba que eran hombres y mujeres dignos de respeto, que йl serнa su defensor, "El esclavo de los esclavos".

El Papa Leуn XIII escribiу: "Despuйs de la vida de Cristo, ninguna ha conmovido tan profundamente mi alma como la de San Pedro Claver".

El Comercio de Esclavos

A partir del siglo XVI los barcos negreros llegan a los puertos de Amйrica: La Habana, New Orleans, Sabana, Martinica, Veracruz o Cartagena. "La mercancнa" acaba de desembarcar de Бfrica. Vienen encadenados y llegan al mercado pъblico. Los hierros golpean el suelo acompasando el terror de aquellos infelices. Las lбgrimas van brotando sus ojos tristes, y humedecen la arena polvorienta de la plaza.

En La Habana se publica un aviso: " Cambio muchacho mulato de 30 aсos, buen cocinero, sano, sin malos hбbitos, por un negro, una mula, unos caballos o un carro". Y en un periуdico de Martinica: "Buena ocasiуn: vendo muchacha mulata de 18 aсos, buena, reciйn llegada de la granja; sin malos hбbitos, obediente, Su valor: 500 pesos. " Otro: " Mujer mulata de 26 aсos con bebй de 5 meses ".

El subastador grita: "ЎSeсores!, 200 pesos por esta bonita negra de figura agradable y buena lavandera. 200 pesos, seсores ... Mнrenla... es joven. їQuiйn dijo 150? .. Es suya. "

La Niсez de Claver

El nacimiento de Claver tiene lugar en Espaсa, en una йpoca gloriosa, cuando despuйs de las hazaсas de Cristуbal Colуn y sus viajes a Amйrica, el Nuevo Mundo sirve de escenario a otros hechos heroicos realizados por tantos conquistadores valientes. Son los aсos de Cortйs en Mйxico, Pizarro en el Perъ y Jimйnez de Quesada en Colombia. Tiempo apasionante de conquistas en un continente que nace.

El lugar de nacimiento de Claver es Verdъ, en Espaсa. Una vieja ciudad de 2.000 habitantes, con su castillo medieval, localizada en tierras planas sembradas de vides y aceitunas. En 1149, Jaime el Conquistador habнa honrado a la ciudad con muchos privilegios. Hasta llegaron a decir que Cristуbal Colуn habнa nacido allн; y es cierto que este apellido existнa en Verdъ. El padrino de Claver era Fabiбn Colom.

Su Certificado de bautizo dice: "A 26 de junio de dicho aсo de 1580, en la iglesia de Verdъ, fue bautizado Juan Pedro, hijo de Pedro Claver de la calle mayor y de Ana de aquel mujer. Fueron padrinos Juan Barrell, alfarero y Magdalena mujer de Fabiбn Colom, zapatero. Son de Verdъ. Dios le haga buen cristiano".

Hay pocos detalles sobre la niсez de Claver. Sin embargo dos acontecimientos tristes influyeron en su orientaciуn futura: el 17 de enero de 1593, a la edad de 13 aсos, perdiу a su madre. Un poco despuйs, en febrero, su hermano Jaime, muere a los 20 aсos.

Es extraсo que un hombre que viviу 74 aсos, no haya dejado sino muy pocos escritos. Se conserva una carta a sus padres escrita desde la isla de Mallorca, en lengua catalana. En ella les muestra un gran cariсo. Despuйs de recomendar a su padre que ejerza la virtud de la caridad y tenga mucha confianza en Dios, aсade: " si usted quiere darme buenas noticias, por favor escrнbame cуmo estб; tales noticias me harбn feliz. A mi cuсada a quien beso su mano, y que tanto quiero, por favor dele mis saludos. A mi hermana y a mi tнo Corberу, a Magin, Sebastiбn, Catalina y el resto de mis amigos, mis saludos. Jesъs Nuestro Seсor, le guarde del pecado y le dй su gracia".

A la edad de 24 aсos entrу a la Compaснa de Jesъs en Tarragona, el 8 de agosto de 1604. Entonces hace voto de entregarse al Seсor y anota en su diario: " Hasta la muerte me consagro al servicio de Dios, y me entrego a йl como un esclavo ". Lo que muestra su generosidad y el deseo de perseverar en esta vida de entrega completa.

El Nuevo Mundo

El 15 de abril de 1610 Claver parte de Espaсa en el galeуn "San Pedro". Al llegar a Cartagena, besa la tierra de Amйrica, y continъa su viaje a Santa Fe de Bogotб por la vнa del rнo Magdalena. Allн terminу sus estudios de teologнa que habнa comenzado en Europa, y va despuйs a Tunja donde permanece un aсo en lo que los jesuitas llaman "el aсo de la Tercera Probaciуn". Al culminar estos estudios, abandona el interior del paнs y regresa a Cartagena, donde el 19 de marzo de 1616 recibe la ordenaciуn sacerdotal en la iglesia Catedral y celebra su primera misa. Tenнa entonces 35 aсos, y serб sacerdote para siempre. A partir de aquel dнa inicia su apostolado, bajo la direcciуn del padre Alonso de Sandoval.

Esclavo de los Esclavos

Sandoval fue un hombre importante. Escribiу un libro sobre la manera de catequizar a los esclavos negros. Es una obra notable, que fue como el manual de la misiуn realizado por ambos, el propio Sandoval y san Pedro Claver. Ellos iban continuamente al mercado de esclavos, en donde estos pobres eran vendidos por miles. Con ojos entristecidos, y de lo mбs profundo de su corazуn, Claver tomу pronto una resoluciуn: Йl iba a convertirse espiritualmente en un esclavo.

El 3 de abril de 1622 , sobre una hoja de papel ordinario, Claver escribiу estas palabras: "Amor, Jesъs, Marнa, Josй, Ignacio, Pedro, Alonso mнo, Tomй, Lorenzo, Bartolomй, Santos mнos, Patronos mнos, maestros y abogados mнos y de mis queridos negros, oнdme" A continuaciуn escribe la fуrmula de sus votos solemnes de pobreza, castidad y obediencia, y de fidelidad incondicional al Romano Pontнfice. Firma este documento con aquella fуrmula suya: "Pedro Claver, esclavo de los esclavos para siempre". Durante los treinta y ocho aсos restantes de su vida, nunca vivirнa para йl mismo. Iba a ser ahora un esclavo de esclavos. Nadie amу tanto como йl a esta raza esclavizada.

Una Flota de Ataъdes

Como hemos dicho, el primer apуstol de la raza Negra fue el padre Alonso de Sandoval, quien comenzу a trabajar en Cartagena de Indias y escribiу su importante libro sobre la materia: "De la salvaciуn de los esclavos". Йl fue ademбs el consejero y orientador de Pedro Claver. En ese escrito narra cуmo cuando el galeуn ha llegado y pasa frente al Fuerte de Pastelillo, los negros que vienen en йl pueden oнr el movimiento del puerto. Dentro del galeуn se escucha un murmullo: gritos de miedo, miradas ansiosas. Los comerciantes de esclavos esperan sonrientes en la orilla. Una tercera parte de la mercancнa embarcada en el Бfrica ha muerto durante el viaje. Todos se esfuerzan por dar una buena impresiуn.... Los esclavos sonrнen; pero tras esa sonrisa estб el sufrimiento: las cadenas, la prisiуn pestilente en el interior del navнo. Por primera vez desde su partida pueden salir y desembarcar en Cartagena. Cada aсo llegan al puerto unos 12 o 14 barcos cargados de esclavos. Йstos tienen la idea de que una vez en tierra, los matarбn. Los comerciantes de esclavos los traen atados de seis en seis, cuellos y pies encadenados. Han hecho el viaje en las bodegas de los barcos, donde nunca pueden ver la luz de sol; el lugar es tan sucio que sуlo el estar en йl ya puede causar una enfermedad. Cada 24 horas reciben un pobre alimento consistente en medio plato de harina de maнz o "mijo" y una pequeсa taza de agua. Sуlo reciben malas palabras y castigos. Debido a este tratamiento, los esclavos al llegar parecen esqueletos. Al desembarcar se les lleva a un corral, o a un patio grande, donde muchas personas van a verlos, unos sуlo por curiosidad, otros llevados de su codicia, y algunos movidos por la compasiуn. Estos ъltimos son los misioneros; ellos van pronto; pero a menudo, encuentran ya muchos muertos.

A veces, cuando llega un barco, Claver no espera. Toma una pequeсa canoa y se va al sitio donde los esclavos esperan el desembarco. El espectбculo es siempre triste. Un repugnante olor a pescado y basura satura el ambiente. Los esclavos van saliendo desnudos. Su mirada es de terror, pues esperan la muerte inminente al pisar tierra. Una y otra vez preguntan cuбndo llegarб este terrible momento.

Los intйrpretes intentan calmarlos, diciйndoles: "Aquн estб el padre Claver. Йl los ama ". Ignorando sus lenguas, por seсas les muestra compasiуn y los abraza. Primero, se acerca a los niсos moribundos y los bautiza.... Despuйs a los otros enfermos.

Claver era hombre sencillo, lleno de amor... " El Seсor te ama muchнsimo, muchнsimo ", les decнa. Estб lleno de valor. Mбs de una vez, cuando su cuerpo se rebela a la vista de una herida abierta o la repugnancia de un leproso, se retira a un lugar recatado y castiga su cuerpo con una fuerte disciplina. Entonces se serena, va a inclinarse ante el enfermo y besa aquella llaga repugnante.

El hermano Nicolбs Gonzбlez acompaсa al santo en su visita a los enfermos. En cierta ocasiуn observa cуmo se acerca a una pobre mujer enferma, recluida en un cuarto oscuro donde el calor era terrible y el olor espantoso. El hermano estб a punto de desmayarse. Entonces Claver le dice: "Hermano, retнrese", y el padre besa las llagas de aquella pobre negra.

Estas escenas se repiten y multiplican a diario entre 1622 y 1654, cuando con frecuencia llegan a Cartagena los barcos negreros. El Colegio de los jesuitas estaba muy cerca del puerto y Claver prometнa orar de manera especial por el primero que le diera la noticia de la llegada de esos barcos.

Su aposento era muy pobre: una silla desvencijada, una cama con su estera. En un rincуn almacenaba alimentos: limones, naranjas, tabaco, "aguardiente". Al anuncio de la llegada de un barco, los intйrpretes negros que eran " sus manos ", acudнan presurosos a recoger todos estos objetos. Uno de ellos era el llamado "El Calepino" pues llegу a hablar 12 lenguas Africanas. Otros eran Andrйs Sacabuche, Ignacio Albaсil de Angola, Francisco Yolofo de Guinea; Manuel, Josй Monzolo. A cada uno de ellos le asignaba un trabajo.

El aspecto de Claver era singular: llevaba siempre un bolso de cuero colgado de su hombro izquierdo. En йl guardaba un manual eclesiбstico, aceite consagrado, una cruz, tabaco, ropa, etc. etc.

Durante casi cuarenta aсos Claver fue esclavo de los esclavos... Enseсу el catecismo de cinco a ocho horas diarias. Cientos de miles de estos pobres negros fueron bautizados por йl. Acudнa a los hospitales y a las chozas de los pobres dentro y fuera de la ciudad, para ayudarles a bien morir. Las damas de la alta sociedad cartagenera, doсa Isabel de Urbina o doсa Mariana Delgado, si querнan confesarse con el padre, debнan esperar por largas horas hasta que terminara de confesar a todos los esclavos. Y afirmaba que a las personas ricas les sobraban los confesores, pero los infelices negros no tenнan quien los atendiera.

El mйdico, doctor Adбn Lobo narra en el proceso de canonizaciуn del santo que un dнa de 1645 al entrar a la casa de Francisco Manuel, oyу la voz de una mujer que decнa: 'No Padre, no hagas eso', y sospechando algo malo, por curiosidad se asomу a ver quй pasaba, y vio al Siervo de Dios lamiendo una horrible ъlcera a una india. Y despuйs fue al Colegio y pidiу perdуn al Padre Claver por haber pensado mal de йl; y el Padre lo abrazу benйvolamente, y le instу para que no dijera a nadie lo que habнa visto. Y cosas semejantes hizo con otros enfermos e incurables... El doctor tenнa tal admiraciуn y respeto por Claver que buscaba la ayuda del santo cuando iba a visitar algъn enfermo, seguro de que su asistencia serнa muy eficaz para devolver la salud al paciente.

Son numerosos los casos que pueden mencionarse de la dedicaciуn y generosidad heroica de Claver en el trato con los esclavos y pobres enfermos. Fue extraordinaria su dedicaciуn en la asistencia a los leprosos y demбs enfermos de los hospitales. Todo ello puede encontrarse en las diversas biografнas del santo, principalmente en los libros publicados por el padre Бngel Valtierra S. J. Pueden adquirirse en inglйs y en espaсol a la entrada del Santuario.

Sus ъltimos dнas

Un dнa de 1650 regresу Claver de una misiуn en el campo. Estaba muy dйbil; su rostro era pбlido. Tuvo que irse a la enfermerнa del Colegio. Allн permaneciу por cuatro aсos, reducido al lecho de enfermo. Ese hombre, de personalidad tan dinбmica, hubo de permanecer inmуvil. Allн pasaba los dнas en la soledad, atendido solamente por el esclavo Manuel, quien le servнa muy mal. A veces lo dejaba todo un dнa sin alimento. Lo trataba con rudeza al vestirlo o arreglarle el lecho. Una vez, el mismo Manuel notу que Claver levantaba el brazo para bendecirlo en seсal de perdуn.

Paz

El 6 de septiembre de 1654 al amanecer, se escuchу una voz por toda Cartagena: "ЎEl santo se muere!" Despuйs de varios aсos de silencio y olvido, las gentes lo recordaron en aquellos ъltimos momentos. Al dнa siguiente perdiу el habla, y el 8, entre la una y las dos de la maсana, sin hacer ningъn movimiento, pacнfico y sereno, muriу.

Mбs tarde escribiу el hermano Nicolбs: "Entre la una y las dos de la maсana del ocho , mientras yo le sostenнa delante un crucifijo, con gran suavidad, como si durmiera, de tal manera que a algunas personas les parecнa que aъn estaba vivo pues no habнa dado ninguna seсal, entregу su gran alma a Dios. Quedу con el mismo semblante que siempre tuvo, y yo conocн que habнa muerto porque de repente se le mudу la cara pбlida y muy macilenta, en una belleza y esplendor extraordinarios, y conocн que su alma gozaba de Dios, separada del cuerpo. Me arrodillй entonces, besй sus pies muertos, muy bellos y blancos, como de alabastro, pero blandos, porque los tenнa muelles y suaves como si fueran de seda. Los otros hicieron lo mismo"

Tres siglos han pasado, y cada dнa que pasa son muchos los que reciben muy ricas enseсanzas del trabajo y generosidad de este hombre. Hoy, йl estб vivo, presente con todas sus virtudes y con su amor como "EL ESCLAVO DE LOS ESCLAVOS".

Su casa en Cartagena es un lugar santo donde usted inmediatamente se sentirб como en su propio hogar, independientemente de sus creencia religiosas, o del color de su piel.

ЎSan Pedro Claver lo logra!

Pedro Claver





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related News


Como hacer el cubo magico de fotos
Fotos de contenedores de vidrio
Como baixar todas as fotos do facebook de uma vez
Fotos de la ciudad de san pedro sula
Fotos de maite perroni e william levy